Skip to main content

Bodega

Bodega

Bodegas Montebaco está situada en la provincia de Valladolid, entre las localidades de Valbuena de Duero y Pesquera de Duero, en un valle con una altitud entre 840 y 900 metros, de laderas calizas y suelos en general arcillo-calcáreos. La altitud y el suelo le aportan unas características propias y lo convierten en “Una isla en la Ribera del Duero”. Allí nacen los vinos Montebaco, vinos con personalidad elaborados de ocho parcelas limítrofes, pero incomparables.

La finca Monte Alto está surcada por el arroyo Jaramiel que desemboca treinta kilómetros más abajo, en el río Duero. En la Finca, tanto las casas como las naves se han mantenido con la construcción de piedra y adobe. Algunas estructuras se han reconvertido aprovechando las que había en la finca agrícola-ganadera, conservando los muros, algunos con casi un metro de anchura. Estas construcciones guardan muy bien las características óptimas para conservar el vino, integrándose y cuidando siempre armonizar lo estético con lo tecnológico.

Bodegas Montebaco ha tenido siempre un objetivo definido, la creación de vinos de crianza de alta calidad. Estos vinos destacan por su proceso esencial de crianza en barricas de roble, logrando una fusión admirable entre la fruta y la madera. La filosofía de la bodega se fundamenta en el respeto al medio ambiente y al entorno que la rodea. Se busca permitir que los vinos reflejen auténticamente su origen. La importancia de nuestro terruño se basa en la convicción de que cada cepa solo puede ser cosechada en un lugar específico y en un momento determinado.

Las cepas que se cultivan abarcan las variedades de merlot, garnacha, malbec y principalmente, tinto fino, que constituye la base de nuestra viticultura con 53 hectáreas. La plantación de estas vides se inició en 1987. Desde entonces, hemos llevado a cabo injertos de raíz y variedades en el campo, destacando la importancia crucial de la procedencia de la madera utilizada. Esta última se obtiene de viñedos locales que han sido cuidadosamente seleccionados masalmente por nuestro departamento técnico. Se presta especial atención a las características productivas y de calidad que distinguen al tinto fino de esta región respecto a otros clones de tempranillo cultivados en diferentes áreas geográficas de España.

Todas las operaciones de cultivo y la selección meticulosa de los suelos de plantación están orientadas a regular el vigor de la planta, logrando así cosechas de baja producción (4.000 Kg/Ha, es decir, entre 1,5 y 2 Kg por planta) con concentraciones altamente interesantes.

La labranza es mecanizada entre las líneas, y manual en las hileras, minimizando en la medida de lo posible el uso de herbicidas. Además, los tratamientos fitosanitarios se limitan a lo estrictamente necesario y se prefieren productos de origen natural, reconocidos como ecológicos. En cuanto al abono del viñedo, se realiza con turba bianualmente, restringiéndolo a lo esencial y siempre de acuerdo con los cálculos derivados de los análisis foliares y peciolares realizados a lo largo del ciclo vegetativo. Nuestro viñedo se somete a diversos trabajos de poda, incluyendo la poda de invierno, corta, a dos yemas, y la poda en verde durante los meses de mayo y junio para un control efectivo de la producción.

La vendimia se lleva a cabo una vez fijada la fecha de maduración. A través de estrictos controles, se seleccionan en la propia viña solo los racimos completamente maduros y saludables. Finalmente, la uva se transporta a la bodega en cajas con una capacidad de 20 kg.

La gama de vinos de Montebaco no es la clásica de Ribera del Duero (joven, crianza, reserva…) se guía más por la procedencia de la uva y cómo se elabora el vino:

Montebaco de Finca es el buque insignia, vino elaborado de diferentes parcelas de la Finca Monte Alto con uva Tempranillo, con un poquito más de tiempo en barrica, se puede decir que es el más clásico de la gama, más Ribera.

Selección Especial es un vino que no se produce todos los años, sólo en las añadas en las que se dan las características para elaborarlo, con una tirada muy pequeña entre 5.000 y 6.000 botellas.

Montebaco Parcela Cara Norte es un vino 100% Tempranillo procedente de agricultura ecológica de una sola parcela, que está en una ladera que llega casi a los 900 metros de altitud, con suelos muy calizos y con una pendiente bastante pronunciada.

Semele está elaborado con 95% de Tempranillo y con 5% de Merlot. En este vino se busca más el equilibrio entre la fruta y la madera, tiene 12 meses de crianza en barrica.

Montebaco Rosado ha sido elaborado con uvas de la variedad Merlot (entre 25% y 50%) y el resto Tempranillo. Fermentado en barrica de roble francés y madurado durante 2 meses sobre lías en depósito de acero inoxidable antes de su embotellado.

Montebaco Rueda es un blanco elaborado con uvas de la variedad Verdejo y Sauvignon seleccionadas en la Denominación de Origen Rueda. El objetivo es obtener un vino con la intensidad aromática y complejidad de la variedad Verdejo y Sauvignon: notas de fruta tropical, junto a su carácter herbáceo. Corpóreo, con un elegante toque amargo final.

Newsletter

Redes sociales